La publicidad en Google Adwords consiste en realizar anuncios de texto a través de las herramientas que ofrece este buscador con el fin de posicionar una web entre los primeros resultados de Google cuando los usuarios buscan una serie de términos clave.

Google nos permite activar anuncios de pago a través de Google Ads o una cuenta MCC. Las agencias de publicidad solemos utilizar la cuenta MCC (Mi Cuenta de Clientes) para tener centralizadas todas las campañas adwords de diferentes empresas en un único panel de control.

Google Adwords, recientemente, ha modificado su imagen de marca.  Este es el logo que presenta en la nueva interfaz.

Nuevo logo de Google Adwords

Para poner en marcha una campaña de Google Adwords es imprescindible que:

1) exista una página web donde aterrizarán aquellos que hagan clic en el anuncio
2) que se redacten correctamente los anuncios que aparecerán en el buscador
3) y que se definan los términos clave o palabras clave (keywords) que activarán los anuncios

Estos tres puntos están íntimamente ligados y, para que funcione bien la campaña adwords, la sintonía entre todos ellos debe ser total.

Lo primero que debemos hacer es algo que os parecerá de perogrullo: sentarnos con el cliente y conocer su negocio con precisión así como aquello que quiere publicitar.
Creeréis que es una locura, pero hay clientes que se limitan a decir que su negocio pertenece a un sector determinado y que quieren hacer publicidad igual que su competencia.
¿Pero su empresa ofrece realmente el mismo producto o servicio en las mismas condiciones que su competencia? Seguro que no. Seguro que hay algo que lo diferencia. Descubrámoslo.

Conocer lo que se quiere publicitar nos permitirá determinar las palabras clave. La siguiente pregunta que nos debemos hacer es: ¿y esos términos o palabras con las que el cliente ha definido sus productos y servicios son los términos que realmente utilizan los usuarios para referirse a ellos?

Por ejemplo, teníamos un cliente del sector de la construcción que hablaba constantemente de guarnecido de paños para referirse a los revocos, enlucidos o revestimientos de pared, que es lo que realmente busca el “usuario de a pie”.

¿Cómo conseguimos ver qué términos son los que más se utilizan? En las agencias adwords utilizamos herramientas como SEMRUSH.
SEMRUSH nos ofrece cientos de funcionalidades y con esta aplicación podemos saber qué términos tienen más volumen de búsqueda, cuáles con las tendencias actuales, cuál es el coste por clic de cada término, etc.

No obstante, también se pueden hacer estudios de palabras clave a partir de:

  • las páginas web de la competencia
  • de los anuncios adwords de la competencia
  • de observaciones de los cuadros de sugerencia de las búsquedas en Google (que también aparecen en herramientas gratuitas como Ubersuggest)

 

Una vez que están claras las palabras que los usuarios utilizan para buscar lo que el cliente quiere publicitar en Adwords, será aconsejable:

  1. agrupar los términos según el tipo de producto o servicio que presta el cliente (eso nos facilitará crear grupos de anuncios posteriormente)
  2. estudiar la web del cliente para ver cómo está estructurada y para ver si esos términos que se han definido están presentes en ella.

Siguiendo el ejemplo que hemos utilizado antes con el constructor, de nada nos sirve establecer como palabras clave: revocos, enlucidos o revestimientos de pared si, luego, en la web no aparecen estos términos.

Hay ocasiones en las que es conveniente intervenir en la web del cliente modificando los textos para poder optimizar la campaña en Google Adwords.

Cuando un usuario, realiza una búsqueda de «revestimientos de pared», quiere que su clic le conduzca a un apartado donde se especifique exactamente eso.
En el caso del ejemplo del cliente que venimos tratando, todos sus servicios estaban en un mismo apartado definidos con palabras que el usuario no habituaba a utilizar y junto con otros servicios como la construcción de piscinas y la creación de muros de contención.
Así que, le sugerimos reestructurar la web y crear una URL diferente para cada uno de estos trabajos (paredes, piscinas y muros de contención), añadiendo nuevas descripciones que incluían las palabras clave que generalmente utilizaban los usuarios en sus búsquedas.

Y, una vez seleccionadas las palabras clave y organizada la web, podremos organizar la campaña Adwords creando los anuncios que aparecerán en el buscador.
Cuando se van a organizar los anuncios es importante tener en cuenta lo siguiente:

1.- Conviene crear grupos de anuncios que serán activados por diferentes tipos de palabras clave.
Para la campaña del constructor creamos tres tipos de grupos de anuncios según los servicios que nos especificó el cliente: revocos especiales para paredes, muros de contención y construcción de piscinas. Evidentemente, cada uno de esos grupos de servicios tenía una serie de anuncios que se activaban en Google en función de diferentes palabras clave relacionadas con cada uno de ellos.

2.- Los anuncios deben ser atractivos y es importante que incluyan las palabras clave con las que trabajamos.

3.- Y la página de destino a la que conduce el anuncio debe estar relacionada con lo que se publicita en él.
Este es uno de los motivos por los que restructuramos la web del constructor. Creamos una URL específica para informar sobre cada uno de los  tres tipos de servicios/productos que ofrecía. De este modo, si un usuario pinchaba en un anuncio de construcción de piscinas le conducía directamente al apartado donde se detallaba todo sobre ese servicio. No obligábamos al usuario a buscar la información desde una página de inicio con más productos sino que le conducíamos directamente a la que estaba interesado en conocer.

 

Cómo hacer Google Adwords